30.8.13

Hoy es siempre todavía

Nuestro espacio se (re)configura conforme se transita en el mismo. Nuestras voces resuenan como los sonidos que se organizan en un cajon peruano: según donde se golpea, según la forma que adopta la mano, según el espacio en donde es percusionado, se producen las vibraciones con un colorido particular.
La filarmònica de cosmica comenzo. Sus giros comienzan a tomar dimensión y estamos violently happy.

Como señalo una vez Baumann, la experiencia del recorrido, su textura, es muy diferente a su descripción. Por ello, este espacio, solo es un intento de reflejo de aquello que pensamos que sucedio. Brinda algunos lugares de anclaje de lo acontecido.

Lo romantico vuelve en forma proustiana ,  recordamos el deleite de lo compartido, conjugamos tiempos de extraña organización como este cartel que nos sorprende en las paredes del barrio.



La poesia de Antonio Machado, llega como las golondrinas a nuestro práctico dado que nuestros expositores sonrien y comparten sus pareceres

Te deseo que acaricies un gato, alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal, porque de esta manera, te sentirás bien por nada

Nuestro rio de interpretación es David Berry : Humanidades Digitales . Lindo conejo blanco para comenzar a correr, no?

Veamos que sucedio en la caida al gran hoyo:

Los susurros en forma de brazos se dieron bajo esta forma:


Las miradas en el espejo, organizaron esta síntesis:



Instantaneas de lo digital, conjugo su nombre y replico por redes sociales con inusitados follows


Y finalmente se corporizo a través de TITUS



Con las olas, con su ruido y movimiento, fuimos capaces de pensar nuevas entradas a la propuesta de este cuatrimestre y seguimos desmenuzando las arenas de datos. Somos como los niños del agua, que caen al estanque para desarrollar branquias. Es así que salimos, flotamos, nos sumergimos; sobrevivimos.

Ya no estamos en la Inglaterra Victoriana en donde Alicia y Tom son protagonistas. Transitamos sin saberlo,  temblando  en  los primeros pasos de la mutación o como dice nuestro titular, en el parentesis de (gutenberg)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada